lunes, 8 de agosto de 2016

Lisa y los 60.000 € por un Palmeral










-Robert te he traído este cuadro, ¿Qué te parece, te gusta?
-Sí, con tal de que te gusta a ti me parece mi bien. Lisa, tú eres mi compradora de obras de arte y confío en ti plenamente.
-Es un Palmeral de su época más sorprendente, la de seres geométricos inteligente, además lo compre en España, solamente te va a costa 60.000 €
-Tú sabes que a mí no me interesan los precios, me parece bien. Hablar de dinero me aburre. ¿Qué cuándo vamos a da a cenar?
-Esta semana no puedo porque ando liada con la viene de Venecia, y luego tengo lo de Viena y Londres.
-Cierto Lisa que era una mujer muy ocupada, además de bella, que abusas de mí, y de mi corazón.
-Pero de verdad, es que no puedo me es imposible esta semana.

Robert Jackson era un multimillonario inglés que no le interesaba para nada su colección de arte moderno. Lo único que pretendía era conquistar a mujeres inteligentes y bellas con Lisa, una morena de ojos negros, cuya patria no importaba, pero que los  pintores como el caso del español Ramón Palmeral, sí le interesaba tenerla como amiga de un caprichoso millonario.

A Lisa no le gusta el aspecto físico de Robert, y siempre tratada de eludir esa cena en un restaurante caro de Madrid, luego volver en el jet privado a Londres y dormir en uno de los más lijosos y caros hoteles de Londres. Ese era sin duda su destino, que tenía que alargar todo lo posible.

martes, 14 de junio de 2016

"Don Quijote de los ojos azules". Óleo. Técnica mixta. 92x65cm. Obra de Ramón Palmeral. El joven don Quijote.

(Qujote joven de los ojos azules, 92x65cm, espádula, óleo autor Palmeral)

Ramón Palmeral con la espátula. Es un Don Quijo donde quiro que predomine mi estilo personal. No busca más pretensiones que se adapte a mi estilo. Un creación original. Todo cambio de lo habitual es siempre traumático.
Tema. El espíritu de Don Quijote se asoma a 2016, y queda tan asombrado de lo que ve y ha cambiado el mundo, que decide volverse a su Argamasilla de Alba, en el corazón de La Mancha. Derechos reservados de reproducción.

Cuadro para exponerlo en el mes julio en Centro de Arte de Alicante, con motivo del IV Centenario de la muertes Miguel de Cervantes Saavedra 1516-2016.
Esto por escribir un Quijote para niños. Este cuadro es un Alonso Quijano joven. Porque digo yo que don Quijote alguna vez fue joven. Ya de joven se rompió la nariz de lo travieso que era siempre estaba metido en peleas y trifulcas.

Ramón Palmeral usando al espátula para pintar su "Don Quijote de los ojos azules". Óleo sobre lienzo, técnica mixta. Mi interés principal es que se parezca a un Palmeral. Mi estilo.
El motivo es Don Qujote asombrado de lo que ve al asomarse a 2016. yo creo que se va a quedar en
 Algamasilla de Alba, o en otro lugar de La Mancha.




   (Secciones varias de cuadro Don Quijote de los ojos azules. Palmeral, Alicante)


Video

jueves, 9 de junio de 2016

Para mi "Quijote Plástico". Boceto Dibujo 1. Palmeral. Quijote de ojos azules




Primer dibujo de mi "Quijote Plástico" para la exposición nde julio en Centro de Arte. Ramón Palmeral.

El primer paso se llama abocetar.
El segun marcar
El tercero usaré una técnica personal que no os puendo revelar.


Réglas del dibujo de un retrato:
 a) Entre ojo y ojo, hay otro ojo de distancia.
 b) Las orejas tiene la longitud de la nariz.
 c) la distancia entre frente, nariz y menton son iguales



Dimenciones 95 x 65 cm. sobre lienzo.
El dibujo es la base fundamental de la pintura.
La primera mano de pintura se debe parecer lo máximo posible al final de la obra.

Los personajes de Don Quijote y Sancho, al ser dos personajes tan conocidos permite todo tipo de experimentos plástico.  Sus característica son especiales. Este quijote de ojos azules permite una recreación. Porque además Cervantes nunca habló del color de los ojos de sus personajes.

miércoles, 8 de junio de 2016

Autorretrato, en un momento decepcionante.

Autorretrato de Palmeral, 1999
La hipocresía del mundo. Nuestro rostro en realidad son máscaras. Las máscara es lo que tenemos de bajo, nuestro esqueletos, es lo que somos. La burla, es un espacio angosto y delirante de mentiras consentidas. Por ello la multitud hipócrita, lo que somos por dentro, la envida, la desesperación. La máscara. Nuestros rotros son mascara amables del yo interior, que esta es la realidad de yo, de ramon palermal en esencias. la realidad, lo que somos. Este Soy yo por dentro.
Yn un momento resuelvo mi disonancias de color que mezcla, aleja y confunde en esas manchas de desconocidos que celebran el carnaval de la gran farsa de lo social.
Nada hay amable en este cuadro, PORQUE SOY YO POR DENTRO.

La pintora Pepi Roca, ante el cuadro "Las alpargatas del poeta" de Palmeral. Sala Emilio Varela de la CAM


Pepi Roca, en la CAM, ante un cuadro de Palmeral

Magnifico comentario de Pilar Galán Garcia sobre la impresion que le causó la obra última de Juan Antonio Poblador en el Ateneo.





El BIG BANG PICTÓRICO
Profundamente impactada después de ver la magnífica exposición de Juan Antonio Poblador, he tenido que refugiarme en mi interior , cerrar los ojos para revivir ese torbellino de sensaciones, emociones, vivencias ...
Esa explosión de luz, ese Big Bang en que he quedado sumida después de contemplar tanta belleza.
Y desde mi interior necesito dar un nombre a esta forma de pintar totalmente original y nueva que ha creado Juan Antonio Poblador, porque las cosas no existen realmente mientras no tengan un nombre que las identifique, he pensado, recordado, evocado muchos nombres que definieran la nueva pintura de Poblador y de pronto se me ha hecho la luz: EL BIG BANG PICTÓRICO, término que se utiliza en astrología para definir una explosión del universo de la cual surgió algo nuevo: LA VIDA.
Esta pintuta está viva, es real, porque nos transporta a un universo pictórico que Poblador ha sabido crear, no son entelequias, son imágenes verdaderas que nos muestran la pasión, el amor, la alegría, la locura, la tensión, la fuerza...
Son mágicas, porque están envueltas en una explosión de fantasía colorista, en un arcoiris estelar, en un áurea de misterio que las dotan de una dimensión espiritual y fantástica.
Estas pinturas nacidas de un BIG BANG PICTÓRICO CREATIVO a nadie que las contemple dejarán indiferente, porque el impacto de las imágenes en la retina te llevan a un paraíso de luz, te transportan al mundo de los sueños, y cada vez que volvemos a contemplar los cuadros te dicen cosas diferentes.
Quiero dar mi más efusiva enhorabuena a Juan Antonio Poblador porque ha encontrado lo que en pintura es la piedra filosofal, que todo lo que toca lo convierte en oro.
Ha encontrado después de un largo camino, lo que cada pintor sueña encontrar algún día: un nuevo estilo que le identifique, que le haga ser único y diferente al resto.
De aquí en adelante podremos decir esto es un Poblador como se puede decir esto es un Miró o un Dalí.
Enhorabuena maestro.
Pilar Galán en Facebook